logo
La Iglesia en manos de Dios

Zdjęcie: Marek Borawski/ Nasz Dziennik

Un gigante que ha sucedido a otro gigante

Wtorek, 12 lutego 2013 (20:15)

Cardenal Mons. Stanisław Nagy

La renuncia del Santo Padre Benedicto XVI es un acontecimiento muy importante y significativo para la Iglesia. Habrá ocurrido algo muy importante haciendo que el Papa haya tomado esta decisión. La abdicación del Papa es una situación sumamente rara en la historia de la Iglesia.

Miremos, pues, qué es lo que ha hecho durante su pontificado Benedicto XVI. Siendo consciente de sus propias fuerzas aceptó la dignidad de Papa tras Juan Pablo II. Hoy podemos decir que tras un gigante apareció otro. Esto se ve en su obra teológica y en su actividad pastoral. Ha sabido afrontar problemas difíciles que trae el mundo contemporáneo. Empezó esta obra y la cumplía de la mejor manera posible. En mi opinión, nadie podría rechazar ataques contra la Iglesia Católica de manera tan eficaz y con tanto valor, como lo hacía justamente Benedicto XVI.

Hoy muchos preguntan qué será después. Esto lo sabe únicamente Dios. A nosostros nos cabe rezar que aparezca alguien que se encargue de la tarea de dirigir la Iglesia y que lo consiga. Así que recemos por la Iglesia y por los cardenales que pronto se reunirán en el cónclave para elegir al siguiente Sucesor de San Pedro.

 

Tłumaczenie/ Traducción/: Bronisław Krzysztof Jakubowski

Apuntado por MP

Aktualizacja 8 lipca 2013 (11:34)

NaszDziennik.pl