logo
La Iglesia en manos de Dios

Zdjęcie: M.Bochenek/ Nasz Dziennik

Declaración

Wtorek, 12 lutego 2013 (20:18)

del Cardenal Mons. Stanisław Dziwisz, metropolitano de Cracovia, al recibir la información de la abdicación del Santo Padre Benedicto XVI

 

Con gran seriedad y emoción, admito la decisión del Santo Padre Benedicto XVI quien renuncia a dirigir la Iglesia y transmite la preocupación por su futuro destino al Colegio Cardenalicio. Entiendo la motivación presentada por el Santo Padre a los participantes del consistorio. Después de que había marchado Juan Pablo II Benedicto XVI dirigió la Iglesia de Cristo con gran prudencia y sabiduría que derivaban de sus extraordinarias capacidades intelectuales y también de su profunda fe. Le agradezco al Santo Padre todos los esfuerzos que tenían por objetivo la renovación de la Iglesia en el espíritu de fidelidad al Maestro de Nazaret. Como obispo de Polonia, le aseguro que le quedaremos agradecidos por su amistad hacia Juan Pablo II, por su beatificación, así como por su extraordinaria benevolencia para con el pueblo polaco. Personalmente, le quedaré fiel y agradecido por todo lo que he recibido de su parte.

La Iglesia de Cracovia le quedará agradecida para siempre al Pedro de nuestro tiempo Benedicto XVI; expresará la gratitud y la fidelidad en su oración y en su entrega. Junto con el Santo Padre Benedicto XVI, tengo fe en el Espíritu Santo y en la Madre de la Iglesia, Nuestra Señora de Lourdes, Patrona del día de hoy.

 

Tłumaczenie/ Traducción/: Bronisław Krzysztof Jakubowski

Aktualizacja 14 lutego 2013 (08:12)

NaszDziennik.pl