logo
La Iglesia en manos de Dios

Zdjęcie: R.Sobkowicz/ Nasz Dziennik

Polonia estaba en su corazón

Wtorek, 12 lutego 2013 (20:31)

Los obispos de Polonia han solicitado que la renuncia de Benedicto XVI se admita en el ambiente de fe. «Hemos visto en este Papa a un hombre extraordinario, eminente», decía el Arzobispo Mons. Józef Michalik.

 

«Polonia estaba en su corazón, entre sus intereses. La Iglesia de Polonia en su opinión tenía un papel que cumplir», decía el presidente de la Conferencia Episcopal Polaca. Ha subrayado lo extraordinario de la persona del Santo Padre Benedicto XVI como eminente teólogo, hombre de profunda cultura, «que sabe establecer contacto con corrientes contemporáneas de ideas. Según decía el Arzobispo Mons. Józef Michalik, el Papa varias veces supo no solamente establecer diálogo, sino también hacer diagnósticos que daban mucho que pensar, como su observación acerca de la dictadura del relativismo que reina en el mundo contemporáneo, acerca de los valores no negociables, la defensa de la vida, el derecho de educación de los niños por los padres, la familia, el matrimonio». «En cierto sentido, el Papa ha dado un buen ejemplo cómo se puede y cómo se debe tratar el cumplimiento de la misión en la Iglesia», decía el Cardenal Mons. Kazimierz Nycz durante una reunión informativa organizada ayer en la sede de la Conferencia Episcopal Polaca. Primero, el nuncio apostólico en Polonia, Mons. Celestino Migliore leyó la declaración del Santo Padre. «Ha sido un pontificado importante que ha abierto nuevos horizontes delante de la Iglesia», dijo el Arzobispo Migliore. Declaró que para él la decisión del Papa no había sido una sorpresa. El Arzobispo añadió que Benedicto XVI demostró que el Papa es una gran autoridad moral del mundo.

El Metropolitano de Varsovia subrayó la importancia y lo simbólico del pontificado de Benedicto XVI que siguió al pontificado de B. Juan Pablo II. El Cardenal Mons. Kazimierz Nycz asimismo solicitó a los medios de comunicación que respetaran la decisión del Santo Padre y que presentaran su dimensión espiritual y eclesiástica. «El Santo Padre, el Papa lo sigue siendo hasta el final. No deja de ser padre, únicamente la muerte le podrá separar de este ministerio», subrayó el Metropolitano de Varsovia. Para terminar, llamó a la oración en la intención del ministerio posterior de Benedicto XVI en el Vaticano, así como a la acción de gracias a Dios por su dirección de la Iglesia.

 

Tłumaczenie/ Traducción/: Bronisław Krzysztof Jakubowski

Agnieszka Gracz

Aktualizacja 14 lutego 2013 (08:48)

NaszDziennik.pl